Historias detrás de cámara

Home / Historias detrás de cámara

Historias detrás de cámara.

 

Aunque me he dedicado más a la fotografía documental, desde hace un tiempo quería probar algo nuevo (sin dejar a un lado lo otro), se me vino a la mente hacer el proyecto “Usted no está aquí” justo antes de viajar a Islandia, me preparé para tener todo listo, además ¿qué podría complicarse a la hora de hacerle fotos a una pelota roja?, pensé que nada, este proyecto me parecía muy sencillo, sólo que desde la primera locación descubrí que sería más complicado de lo que había imaginado, es por eso quiero contarles las 10 cosas inesperadas detrás de este proyecto.
Defectos
¡Oh sorpresa, las pelotas que compré en línea estaban defectuosas!, llamé pero no tenían otras, al final me reembolsaron la mitad del dinero y la fecha del viaje estaba muy próxima. Las pelotas estaban parchadas, bueno, nada que un poco de Photoshop no arreglara.

 

El viento

De por sí ya me sentía muy listo por llevar hilo para amarrar la pelota del pivote a algunas rocas, sólo que no había tomado en cuenta que en Islandia la mayoría las piedras son volcánicas y no eran lo suficientemente pesadas, en una ocasión la textura de estas con la fricción terminó por romper el hilo. Ya me imaginarán corriendo tras la pelota.

 

Los espectadores

Nunca había tenido algún problema con que la gente me viera haciendo fotos, sólo que con este proyecto si había un problema realmente, en la pelota, por ser brillosa, se reflejaba la gente. Estaba en lugares públicos, no podía hacer mucho, sólo esperar a que la gente se fuera.

 

La lluvia
No contaba con que aún la lluvia ligera podría dejar marcas en la pelota, en una ocasión durante un trayecto en Islandia tuve que buscar algo para secarla, lo que tuviera a la mano pues a lo lejos vi que se aproximaba gente y debía darme prisa, saqué lo primero que encontré en la maleta: un par de calzones que me fueron de mucha ayuda.

 

El tamaño

Por sus dimensiones es difícil que quepa inflada en cualquier vehículo y estorbaba, en Panamá estuve a punto de dejar a mi hermana y cuñado con tal que cupiera la pelota en el auto, mentira, ellos durante un buen trayecto fueron mal sentados mientras me ayudaban a desinflarla, muchas gracias.

Desinflarla
En si la inflada era sencilla gracias a una bomba portatil (para inflar globos) que llevaba conmigo, el problema era sacarle el aire, es MUY tardado.
Los oportunistas

En varias ocasiones se acercaba gente queriendo fotografiar la pelota, la mayoria de las veces yo estaba con alguien que me hacía favor de ponerse en medio, confieso que me sentía como niño chiquito que no quería compartir, pero en realidad era un proyecto que planeé, diseñé y además cargué, me sentía orgulloso de él y celoso a la vez.

 

 

Ponchaduras

Justo al final del viaje de Islandia pasó lo que temía que sucediera desde el inicio, por suerte fue en la última sesión que se ponchó.

 

 

Los moscos

En Palo Seco Costa Rica aún con repelente los moscos hicieron de las suyas, los sentía pero si me movía de ahí perdería el momento de poca luz, al día siguiente conté 38 piquetes de mosco en sólo una pierna, imaginen la comezón.

 

El clima

En Panamá estábamos a cuarenta y tantos grados y sólo de inflar la pelota me cansé, tenía el tiempo contado para hacer las fotos, me apuré y por lo mismo terminé más agotado. En cambio en Islandia habían lugares donde el frío me hacía temblar.

 

Visita inesperada

Soy de los que saluda a los perros por la calle, me encantan, sólo que esa mañana en Costa Rica no contaba con encontrarme con este bello peludoque sóloquería jugar y yo hacer la foto, al final él ganó, jugamos un rato hasta que se cansó y lo perdí de vista, no supe a dónde fue. Al volver a casa y editar las fotos finales me di cuenta que no se había salido de mi encuadre, el perro estaba hasta el fondo y a la hora de la edición lo quise dejar.

 

 

 

Despacio y paciencia

El agua que se acumula en las Salinas de San Pablo Güilá (Oaxaca) es calcificada, aquí el problema fue que al meterme para colocar la pelota la agité, tuve que esperar un buen rato a que se volviera asentar.

 

 

 

Mala planeación

Estando en playa Balandra descansando bajo la sombra de una pequeña palapa con mi amigo, voltee a un lado y me preguntaba si podría subir a la montaña que estaba a un costado, fui a averiguarlo, la subida fue rápida pero muy pesada pero hacía mucho calor, desde arriba la vista era increíble, sólo que subí sin llevar nada, por la vista valía mucho la pena regresar e ir por la pelota y otra vez volver a subir cargando las cosas. Ya arriba el viento movía mucho la pelota lo cual complicó las cosas.

 

 

Horarios

Cuando me invitaron a ir a hacer (y aprender) fotografía nocturna pensé que sería algo breve, cuestión de apartarse de las luces de la ciudad, poner el tripié y listo. Pues NO, era mucho más complejo, ese lunes tomamos carretera por 2 horas para llegar a un poblado al sur de Oaxaca donde comenzamos a hacer pruebas desde las 11 pm, en el momento que comenzó a asomarse la Vía Láctea ya eran las 2 am, rápidamente comenzamos a hacer fotos, cuando de pronto nos dimos cuenta ya eran las 4 am, terminamos e inmediatamente tomamos carretera de vuelta, llegué a casa a las 6 am y sólo dormí una hora pues tenía que ir a trabajar. Valió mucho la pena. Gracias Gabriel y Abel.

 

Cuidado donde pisas

Durante el viaje de ida a la Sierra Norte (de Oaxaca) con amigos pude ver unas ruinas de lo que fue una capilla a lo alto de una loma en un costado de la carretera, ya de regreso paramos hacer esta foto, el problema ahí no fue el viento sino que por ser temporada de sequía era muy difícil colocar la pelota en el suelo pues habían muchas espinas y ramas secas que podrían poncharla si no tenía mucho cuidado. Gracias Ana Victoria y Tony por el apoyo en esta toma.

 

Poca luz
En el corto trayecto de terracería de regreso de Playa Cerritos a Todos Santos en Baja California Sur buscaba un cactus grande en un terreno donde pudiera tener acceso y hacer una fotografía durante el atardecer, el problema es que no encontraba realmente algún punto interesante, fue ya casi al tomar la carretera que encontré este, debía bajar rápido, encontrar el mejor encuadre para hacer la foto sin hacerme sombra y además inflar la pelota, el sol se estaba metiendo pero logré hacerlo. Gracias amigo Omar por la ayuda en esta toma, te hice correr.

 

 

Poco tiempo

Durante una excursión que tomé por Espíritu Santo en Baja California Sur hubo una pausa de una hora para comer y descansar. Para poder hacer la foto debí comer rápido mientras observaba los rincones para ver donde colocar la pelota y saltarme el descanso. El problema fue que la corriente se llevaba la pelota, aún cuando ésta la había amarrado a una piedra.

 

 

 

¡Se va, se va!
Creo que de todas las fotos que he hecho hasta ahora de este proyecto ésta ha sido la más fácil de realizar, para lograr que no hubiera gente en mi encuadre el secreto fue únicamente llegar temprano, la pelota una vez puesta en su lugar se comenzaba a ir con la marea, la solución fue una piedra más grande y LISTO, así de sencillo.
Bullicio

Hvar es una pequeña ciudad en Croacia es un destino favorito pero en especial para jóvenes, su centro histórico se transforma por la noche y todos sus bares ofrecen ditintas opciones, desde música en vivo, hasta traslados a las islas vecinas donde tienen una extención de sus bares. Esta foto la hice en una zona cercana a la del bullicio y tuve que esperar pasadas las 2 am cuando ya no había mucha gente aunque de vez en cuando se cruzaba alguien y pues la pelota causaba curiosidad, pero más a la gente que ya estaba tomada que quería que le hiciera una foto con ella.

 

Accidentes

Generalmente alguien me asiste para hacer las fotos, en esta ocasión fui solo a recorrer la peqieña isla de Jerolim (Croacia) en busca de una locación, cuando ya tenía todo listo comenzó a hacer viento y después de unos 8 intentos logré dejar la pelota quieta, pero al querer alejarme rápido para hacer la foto se me salió la chancla, tropecé y me golpeé el dedo gordo con una piedra y me comenzó a sangrar. Hice la foto y ya luego me atendí el dedo.

 

 

Sitios concurridos

 

Mostar en Bosnia Herzegovina es una población muy pequeña que aún tiene rastros de aquella terrible guerra de hace más de 20 años. Esta casa me pareció interesante para hacer las fotos ahí solo que estaba muy cerca de la calle y transitaba mucha gente, en especial turistas. La toma tuve que repetirla varias veces por la cantidad de gente que pasaba.

 

Cargar equipo

 

Llegar hasta ese punto alto de la muralla de la ciudad es de por si muy cansado, cargando el equipo y esperar el momento a que no pasara nadie bajo el fuerte sol no fue muy placentero.

 

 

Lugares populares.

 

Aún cuando está locación está fuera de los principales atractivos de la ciudad, mucha gente circulaba por ahí a las 2:30 am, incluso algunas personas se juntaron alrededor para ver o preguntar de qué trataba lo que estaba haciendo.

 

Busqueda de sitios para fotografiar

Levantarse temprano (aún en vacaciones) tiene sus ventajas, no era de madrugada pero eran las 8 am y ya estábamos en el lugar y es que para ser temporada alta en Roma era casi imposible encontrarse con escenarios prácticamente sin gente.

 

Usted No está aquí Medellín Colombia Frank Coronado
Contrarreloj

Nececitaba hacer esta foto en un lapso no mayor a una hora, esto debido a que estaba como ponente en el Congreso Incubatour 2018 en Medellín y aproveché un receso para salír a hacer la foto y así poder editarla y presentarla al día siguiente en mi conferencia, sin la ayuda de Marcela y Juan de Medellín Travel no lo hubiera logrado. Mil gracias chicos.

 

usted no está aquí Guatapé Frank Coronado
Mal tiempo

Llegamos a Guatapé quedando pocos minutos de buena luz para hacer fotos y el cielo nublado no ayudaba mucho, la luz era baja y necesitaba hacer la foto en movimiento, aún así con la ayuda del equipo de Incoubatour logré hacer una imagen que me gustó mucho como quedó. Gracias Tony por esos lanzamientos.

 

como realizar proyectos fotograficos
Grandes ciudades

Este fue un reto complicado, hacer una foto de un vagón del metro en París sin gente no fue nada fácil, en un principio pensé que hacer una foto muy noche sería la solución pero aún yendonos a las estaciones menos concurridas se podía porque seguía habiendo mucha gente, fue entonces que con ayuda de José y Diana nos fuimos hasta el inicio de una de las líneas, ahí por suerte encontramos un tren del metro aguardando, me dió incluso tiempo de quitar basura que había en el suelo, el vagón era todo mío para hacer la foto con calma, luego de unos 10 minutos partimos en él de vuelta a descansar y con la satisfación de haber logrado el objerivo.

 

proyecto fotografico contemporaneo
Espacio

Este muro me llamó mucho la atención y queria una foto ahí, el problema en ese momento fue que había un auto estacionado y no había mucho espacio para la toma, luego de 5 minutos el dueño del auto se fue y pude hacerla.

 

 

Ahora, ¿por qué comparto esto? Porque descubrí y experimenté que no hay proyectos sencillos, todos tienen un grado de dificultad y esto me sirve para prevenir y planear mejor a la hora de continuar con este o cualquier otro proyecto que decida hacer, comparto esto porque entiendo más sobre el proceso de algunos trabajos fotográficos y para que la gente interesada en llevar a cabo un proyecto, lo diseñe y planee bien, que tome medidas previas para evitar esto que me agarró en la mayoría de las veces, desprevenido. De todas estas situaciones se aprende y mientras hay que tomarlas con sabiduría o al menos con buen humor.

 

Conoce el proyecto “Usted No está Aquí” completo dando clic aquí.

 

Quiero aprovechar para agradecer a TODOS los que me han ayudado con este proyecto, desde los que aportaron ideas, los hicieron estas fotos del detrás de cámara, los que me ayudaron con la pelota, (si no fuera por ustedes seguiría corriendo tras una pelota roja o en un rincón desinflándola solo). También quiero agradecer a todos los que han compartido el proyecto en las redes, muchas gracias por ayudarme a seguir con esto.

 

Si conoces o vives cerca de algún paisaje peculiar que creas sea buena oportunidad hacer fotos ahí para el proyecto #UstedNoEstáAquí, compártemelo en un comentario.

 

English version

Most of my work has been documentary photography but for some time ago I wanted to try something different, so that’s when I came up with the idea of doing ‘You are not here’ project, right before I went to Iceland, I set everything to do that project, what could go wrong when taking photos to a simple red ball? This seemed to be an easy project.

Since day 1 I started to realize that it was more complex than I imagined, so that’s why I want to share 10 stories behind this project.

Flaws

I bought two red beach balls on the internet but what I didn’t expect was that I was getting balls with patches on, they made a mistake and I was not in time to get them changed besides they didn’t have any left in red, at least I got a rebate.

Wind

I thought I was smart by bringing a strong thread to tight the ball with, what I didn’t realize was that most of the rocks in Iceland are volcanic, that means those are light and rough so with the wind and the friction the thread broke. Now imagine me running after a big red ball.

People

I don’t mind people watching me taking photos, the thing here was that due to the material of that red ball they get reflected on it. Must of the time I was in public places so I had no other option than waiting until they left.

Rain

I never considered this fact, to be honest, even the small drops left marks on the ball, I once had to pull out of my luggage the first thing I could, there was coming people and had to do it quick so I pulled out some underwear.

Size

Due to its size, it was impossible to make it fit inside the car, once in Panama I was about to leave behind my sister and brother in law, there was no room left for them, just kidding, they had to hold it while they were kind of uncomfortable, sorry guys.

To deflate

Inflating the ball was not a big deal, I had this balloon portable inflator that was a great help, the big issue was deflated it, it takes a lot of time. A LOT.

Opportunist

Got to say that the red ball was very eye catching so a lot of people wanted to photograph it also, but must of the time I was asking others to stand in between, I think I was feeling a little bit jealous or  like a kid that didn’t want to share but man, that was my project and I was carrying it all the way there.

Burst

Yes, it happened, but thanks God I was at the last photo at the session in Iceland.

Mosquitoes

Even with mosquitoes repellent, there was a night that they bite me pretty bad, I was feeling them on my legs but decided to be strong and ignore them before I miss that sunset photo opportunity, the following day I counted 38 mosquito bites in only one leg, imagine the itch.

Weather

I remember that day in Panama, it was above 40°C and I had few minutes to do the photo so only inflating it took all my energy, I was sweating so bad and on the other side, while doing the photos in Iceland there was a time when I was shaking due to the cold weather.

Why am I sharing this? Because I realized that there are not simple photo projects, it all have some difficulties during it process and this will help me when continuing this work or to anyone who is planning one so they can consider all this and plan it ahead. All these stories are real and took me by surprise, most of the times I had no other option than taking it with a good sense of humor.

Now I would like to thank a LOT everybody who was involved with this, those who gave me ideas, took some behind the scenes photos or helped me with the red ball, without your help I think I would still be chasing it or deflating it. Also thanks to all those who had commented on it or shared on different social media.

This is just the first part of this project so there are more to come. If you know or live close to a place that you think it’s worth photographing the ball at, let me know, please.