Vela Tehuantepec 2015

Home / Cultura / Vela Tehuantepec 2015
reina de la vela tehuantepec 2015
Fui muy chico por primera vez a la región del Istmo de Tehuantepec en Oaxaca y no recuerdo mucho, sólo que moría de calor, creo que no recuerdo más, es por eso que ahora quiero compartirles sobre esta mi nueva primera vez.

 

Mucha gente me sugería asistir a una vela en el Istmo para conocer y hacer fotos en esta que es una fiesta de orígenes ancestrales que hoy en día se sigue realizando y es una de las tradiciones más arraigadas del Estado de Oaxaca; desde hace tiempo deseaba ir pero la verdad no recuerdo por qué no había asistido a una, quizás carecía de una invitación concreta, el calor, la distancia o los tres motivos juntos. Ahora, con un buen amigo tehuano la cosa fue más fácil y rápido, no lo pensé mucho cuando me propuso asistir a la Vela Tehuantepec, confieso que me emocionó la idea de tener por fin una invitación, 4 horas y media no eran a final de cuentas tanto para algo que prometía ser una buena experiencia.Llegó el día de partir rumbo a Santo Domingo Tehuantepec, en el camión no dormí mucho pues estaba al pendiente del camino que me resultaba novedoso, llegué puntual a mi destino, el calor tampoco era tan fuerte como me lo platicaban, aún así estábamos a 27º C con algo de humedad a las 5pm.
negocios de santo domingo tehuantepec
Dejé las cosas en el hotel que está frente a la terminal y así poder recorrer a gusto la ciudad, mi amigo me fue mostrando y explicando los distintos atractivos y costumbres de su lugar de origen, me parecía muy interesante que aun siendo parte del Estado, esta región fuera tan distinta a la Capital.

 

Por distintas partes pude ver a varias tehuanas alistándose para la vela, algunas esperaban sus trajes con la costurera y otras en la tintorería, algunas llegaban al salón de belleza para el peinado y maquillaje, más tarde mi amigo me llevó a Dxi Laani (día de fiesta) uno de los lugares más concurridos donde rentan trajes pero mala noticia, ya estaba cerrado, me asomé por la ventana y vi que aún había movimiento, a una chica la estaban arreglando, hice una foto a través de la reja y entonces, buena noticia, el encargado del lugar nos abrió la puerta para conocer y hacer mejores fotos, una vez adentro pudimos ver que estaba su propietario Gilberto concentrado dando los últimos toques al arreglo de Naxhielly quien en mayo fue reina de la Vela Sandunga (la mayor vela de Tehuantepec) y que había sido invitada de honor a la vela que iríamos más tarde. Este era un fascinante lugar atrapado en el tiempo con interesantes fotos antiguas de Tehuantepec y su gente, no había modo de pasar por desapercibido un elegante gigantesco espejo con marco dorado, maniquíes de época y una máquina de coser similar a la que usaba mi abuela le daba a ese espacio un toque tradicional.

 

Teníamos hambre y lo mejor era cenar antes de ir a la vela, un par de garnachas a un costado del templo de Laborío, ahí justo en frente de la refresquería de Don Toñito, fue nuestra opción, esas fueron quizás las mejores que hasta hoy haya probado. Platicando se nos fue el tiepo y nos percatamos que ya era la hora de irnos a cambiar, los hombres también llevan código de vestimenta: guayabera, pantalón y zapatos negros y las mujeres deben usar el traje de tehuana con olán tieso y así fue, todo mundo estaba apegado a ese protocolo que ya en vivo, de verdad, resulta fascinante y emocionante a la vez, la fiesta apenas empezaba y ya estaba feliz de haber asistido.
costurera de trajes de tehuana
En punto de las 10pm y mi amigo y yo llegábamos al salón que lleva por nombre Tanguyú, un enorme salón que ya lucía bellamente decorado con una gran cantidad de papel picado que cubría todo el techo, mesas y sillas con manteles y cubiertas de colores brillantes, al frente dos escenarios para las bandas de música cada uno con juegos de luces multicolores que combinarían a la perfección con todo.

 

Ahí cada quien lleva su cena que por lo general son botanas de la región, el alcohol se compra ahí mismo, la familia de mi amigo estuvo siempre muy atenta como toda la gente que conocí, me compartía información y me mantenían al tanto de lo que sucedía, estaban atentos a que estuvera bien atendido el “foraneo” esa noche.
vidia diaria en santo domingo tehuantepec oaxaca

Comenzó la música y un grupo de jóvenes tomaron por escenario la pista para realizar distintos bailables, quemaron un ‘torito’ (con pirotecnia) y posteriormente hizo su recorrido por el salón Naxhielly con su respectivo estandarte y varias tehuanas que la acompañaban.

Al termino distintos sones, fandangos y polkas fueron amenizando la noche donde todos bailaron. Dos momentos llamaron mucho mi atención, uno fue en punto de las 12 de la noche cuando se interpreta la Sandunga (que en zapoteca, significa mujer alegre, salerosa y bailadora) del compositor oaxaqueño Máximo Ramón Ortiz y que es considerado himno de los Tehuanos, ya imaginarán la alegría y orgullo de la gente bailando eso; el otro momento que me parecío único fue ya entrada la noche o mejor dicho la madrugada cuando bailaron muy cordinados el popurrí de sones que es de las melodías más largas que se ejecutan en las fiestas, entre los sones que se tocan está Camilo Flores, Behua Xiña y el Rendido entre muchos otros, este popurrí tiene muchos cambios de ritmos y existen juegos y pasos que la gente va ejecutando según el fragmento, algo muy divertido.
Reina de la vela tehuantepec en Dxi Laani
No supe a que hora terminó la vela, yo en punto de las 5am no podía más, había sido un día largo y necesitaba descansar, crucé la pista y dejé atrás a varias parejas que seguían bailando.

 

El domingo terminé de recorrer con mi amigo algunas partes que quedaban pendientes por conocer previo a tomar el autobús de regreso.

 

Ese fin de semana pasó muy rápido pero fue muy grato haber hecho muchas cosas por primera vez, antes de volver a Oaxaca ya tenía invitación para volver en mayo a Santo Domingo Tehuantepec y asistir a la Vela Sandunga, ahora espero poder bailar el popurrí de sones, por suerte tengo varios meses para aprender, eso si, ya me advirtieron que para esas fechas hará mucho más calor, veremos que tal, ya quiero volver.
Vela tehuantepec 2015

 

Muchas gracias Michell, mi gran anfitrión.

Para conocer más de esto que viví, no dejes de ver el siguiente video que resume brevemente mi fin de semana.

Para saber más sobre las velas da click aquí

 

English version

I was very little the first time I went to the Tehuantepec’s region in Oaxaca, I remember it was too hot, I don’t think I can recall anything else so I think I can call this my new first experience there.

Many had told me about the Velas (traditional celebrations at the Isthmus of Tehuantepec) but never been in one before, now that I have this friend from Santo Domingo Tehuantepec I got a few months ago an invitation from him. That day came and it took me 4 hours and a half to get there, I think I barely slept on the road, I was excited watching the landscape. Once I got there I realized it was not as hot as I expected, we had 27°C at 5pm with some humidity.


I crossed the street where my hotel was so I could leave my luggage and walk around the city with Michell. He showed me the city hall, different churches and parks, during that walk I saw several women at the dry clean picking up their dress for that night celebration, some other ones were with a seamstress with last minute fixes, also we saw some at the beauty salons, then we went to Dxi Laani (‘day of party’) a place well know for renting dresses but it was closed, I noticed through the window that there were still people inside, I had a chance to take a photo from the outside when someone came out, he invited us to come in and take more photos, that was a great opportunity to talk with Gilberto, the owner and learn more about the ‘Velas’, there was also Naxhielly getting ready, she was the queen of Vela Sandunga, the largest Vela in Tehuantepec and that night she was the guest of honor at Vela Tehuantepec.


After that moment of much learning and taking photos, we considered it was moment to go have dinner, he took me to a place were he normally goes with his family, we ordered some ‘garnachas’ a traditional dish that is made with small fried tortillas with grounded meat, onion, dry cheese, hot sauce and pickled cabbage, those were delicious. By the time we finished we were on time to head back to get dressed for the vela, there’s a code to follow, men should wear ‘guayabera’ (men’s shirt typically distinguished by two vertical rows of closely sewn pleats that run the length of the front and back of the shirt and is typically worn untucked), black pants and shoes, women must wear the traditional ‘tehuana’ dress with hard frills.


At 10 O’clock my friend and I were at the huge venue, it was all decorated with a lot of paper flags on the ceiling, colorful tablecloth and chair sashes, the big stage was divided in two for both bands that played live that night each one with color lights to make perfect harmony with everything there. We sat with some relatives of my friend, they were waiting for us, they had already some traditional appetizers on the table because at the velas you are supposed to bring your own food in case you would like to eat, drinks are for sale there, I got a mezcal (distilled alcoholic beverage made from the agave plant) to start getting into the mood. Everyone was so kind, they were explaining to me what was going on, I was the foreigner that night.


Once the music started, many stood up to head the dance floor, the band played mainly a large variety of local rhythms, most of those had a choreography that I had to follow by looking at everyone else’s dance steps, it took me a while to learn but I did. We had a great time there, time flew, it was 5 am and we had to go, there were still maybe 10 more couples left dancing by the time we left that place.
The next day I woke up late, had a shower and breakfast before I meet my friend again to visit some important sights in town, the heat was not helping, we reached 32°C and the humidity made walk all the time under the shade.That was a weekend filled with things that I did for the first time, I left with a huge smile, after all, I did that short time. I had this satisfaction that makes you think and wish to come back soon.

Even before I left, I had already an invitation to return and attend the Vela Sandunga at the end of May, but they already warned me: It’s going to be hotter. I’m glad I have some month ahead to learn how to do their dances so I can do it better next time.

In order to see how that Vela was, check the video above.

I would like to thank Michell, my great host.

 

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: