¿Que es la Vela Sandunga? (2016)

Home / cultura / ¿Que es la Vela Sandunga? (2016)
¡Viva la Vela Sandunga!.
mujer tehuana en vela sandunga
Estaba a un día y no encontraba una buena guayabera para esta ocasión especial, lo de menos era llevarme la que tenía pero me quedaba corta y no quería verme mal, desde que fui en diciembre a la Vela Tehuantepec me advirtieron que la Vela Sandunga era la madre de todas las Velas del Istmo de Tehuantepec.

Una pequeña tienda del centro fue mi última oportunidad donde por suerte encontré una de mi agrado, por fin ya tenía todo listo: pantalón negro, guayabera, paliacate y zapatos negros, por ser ésta tan tradicional, todos deben apegarse al estricto código de vestimenta en donde las mujeres deben llevar el auténtico traje de Tehuana con olán blanco y almidonado.

Un amigo que ya estaba allá me lo advertía: ‘hace muchísimo calor’ pero confieso que no le tomé mucha importancia, a final de cuentas en la Ciudad de Oaxaca estábamos a 34ºC y además la emoción me envalentonaba.

 

celebracion vela sandunga

Llegó el día, estaba feliz y sentado en el autobús a punto de partir rubo a Santo Domingo Tehuantepec cuando recibí un mensaje, era otro amigo más que estaba ya ahí y no sabíamos que ambos estaríamos en dicho evento, esto se iba a poner muy divertido.

De milagro pude dormir las casi 5 horas de carretera y al bajar del autobús aclimatado sentí el golpe de calor, wow, ahora entendía lo que me querían decir, la temperatura esa tarde era de 38ºC con humedad, tomé mi maleta y crucé una calle, llegué al mismo hotel donde me había quedado en diciembre del año pasado. Descansé un momento previo a cambiarme, ya quería llegar al lugar donde presenciaría aquella fiesta tan platicada.

Después del baño pude mantenerme fresco por muy poco tiempo, apenas comenzaba a cambiarme y ya sudaba de nuevo. Salí de la habitación y un taxi me dejó en casa de mi amigo que me había invitado y ya me esperaba con algunos familiares, caminamos y ya oíamos la música, estábamos a un par de cuadras de la explanada del Palacio Municipal donde se realiza la Vela, ya en el lugar y con boleto en mano cruzamos el acceso donde revisaron que no lleváramos líquidos, el alcohol y bebidas se venden adentro, eso si, todos entraban con bolsas y canastos pues en esta fiesta cada quien puede, si así lo desea, llevar sus alimentos que consisten en platillos o botanas típicas.

Escuchar la música en vivo y además ver que todos y todas vestían tradicionalmente me ponían la piel chinita, por fin entramos y una gran lona dando la bienvenida bloqueaba la vista a la fiesta, había que doblar para encontrarse de frente con el lugar que lucía espectacular adornado con papel picado multicolor, muchas flores en jarrones y espejos con marcos dorados que simulaban un palacio europeo, esta vela en su inicio hace 63 años se realizaban para gente de clase media y alta, no era una fiesta abierta al pueblo ni dedicada a imágenes religiosas, era una celebración elegante.

 

reina vela sandunga

– “Mira, ella es Aline, la reina de la Vela Sandunga”- me dijo mi amigo, él la saludó, de hecho es su sobrina, me la presentó y aproveché para saludar también a Naxhielly que estaba a un lado, ella fue la reina del año pasado y la conocí cuando grabé el video de la Vela Tehuantepec en diciembre. Después de esa breve charla fuimos a buscar nuestra mesa, la explanada es muy grande y ya estaba casi lleno.

Pasó poco tiempo cuando comenzó el tradicional paseo del estandarte presidido por las señoritas de los distintos barrios del municipio, luego siguió un momento emotivo y de gran  orgullo, se bailó el vals tehuano “Celosa” con motivo del centenario de su creación, obra de Margarito M. Guzmán.

En una pausa vi a un amigo en una mesa del fondo con más amigos y amigas, fue muy grato verlos y ya adentrados entre charlas, mezcales y botana escuché a la persona de la orquesta anunciar que eran las 12 de la noche, momento de interpretar “La Sandunga” himno de la gente del Istmo de Tehuantepec, volteé a ver a mi amiga para pedirle que fueramos a bailar, nos tomó un poco de tiempo atravesar mesas y llegar al centro -“¿sabes bailarla?”-, le pregunte, a lo que ella rápidamente me respondió -“no, pero yo te sigo”-. Me sentía muy seguro en la pista, hacía apenas una semana me habían enseñado a bailarla, en verdad no se si lo hice bien pero me dejé llevar por la música y la emoción pues en la Vela Tehuantepec quedé maravillado al ver a todos bailarla en sincronía, este año no me quedaría viendo nada más, quería participar como todos ellos y si, esta vez lo pude hacer.

El tiempo voló y no me enteré en que momento dieron las 5:30 de la mañana, estaba cansado pero muy contento, era hora de comenzar a despedirse para volver al hotel a descansar y refrescarse en el aire acondicionado luego que a esa hora la temperatura sólo había bajado a 27°C.

Esta fue una verdadera experiencia enriquecedora, de esas que me ponen feliz, de esas que pasan demasiado, que grato fue atestiguar  nuevamente el orgullo de los tehuanos en esta que es su fiesta máxima y esperada durante todo el año, la amabilidad y alegría de su gente siempre presente, vaya que saben hacer fiesta.

tehuanas en vela sandunga

Quiero volver pronto al Istmo de Tehuantepec, no, no importa el calor, quiero volver.

 

¡Ai! Sandunga,
Sandunga ña’a xi Dios.
Sandunga, ma tu’a biu.
Ña’a chi nduu sto’o yu.
¡Ay! Sandunga,
Sandunga Mamá por Dios.
Sandunga, no seas ingrata.
Mamá de mi corazón.
 

 

Leave a Comment

A %d blogueros les gusta esto: